Oficinas
Laraña 4, 41003 Sevilla,
info@www.turismosvq.com
Tfno: 954 502 859
Prensa
Ana Martínez
prensa@www.turismosvq.com
Tfno: 954 502 859

Casa Natal Velázquez se integra en plataforma «Los Murillos no se mueven».

 

El alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, ha elevado una moción al próximo Pleno del Ayuntamiento de Sevilla a través del Grupo Municipal Socialista para instar a la Fundación Focus, a Abengoa, al Gobierno de España y a la Junta de Andalucía a llevar a cabo aquellas acciones necesarias para que las obras “San Pedro Penitente de los Venerables” y “Santa Catalina” permanezcan en Sevilla. En la mañana de hoy,  Antonio Muñoz ha mantenido un encuentro con representantes de la plataforma ‘Los Murillo no se mueven’, conformada por distintas entidades, entre ellas, Velázquez por Sevilla, Ben Baso, la Fundación Casa Natal de Velázquez o la asociación histórica Retiro Obrero, a quienes ha presentado la moción y para recabar apoyos para lograr el objetivo, al tiempo que se ha comprometido en avanzar en una serie de acciones para que las dos obras de arte permanezcan en la ciudad.

“Elevamos esta propuesta porque nos parece fundamental que estos dos cuadros, que no son precisamente menores, se queden en Sevilla y no se produzca en ningún caso su salida de la ciudad, ya que forman parte del patrimonio artístico de la ciudad”, ha destacado el alcalde de Sevilla, quien ha añadido que “es esencial hacer partícipe a la ciudadanía de la necesidad de que estas dos obras se queden en Sevilla con acciones o actividades que promuevan su conocimiento”.

 

En este sentido, Antonio Muñoz ha avanzado que esta moción es un primer paso para implicar al resto de administraciones y a las instituciones competentes a luchar para la permanencia de “San Pedro Penitente de los Venerables” y “Santa Catalina”, pero que se estudiarán otras iniciativas que puedan hacerse efectivas en los próximos meses para lograr este objetivo.

 

La moción del Grupo Municipal Socialista recuerda que Bartolomé Esteban Murillo es uno de los exponentes más reconocidos de la pintura sevillana y que hoy dos de sus obras se encuentran bajo el riesgo de abandonar su ciudad, dos obras que más allá de su relevancia artística, se encuentran plenamente ligadas a Sevilla, ciudad para las que fueron encargadas y concebidas.

 

En el caso de “San Pedro Penitente de los Venerables” fue creada para los Venerables bajo el encargo del canónigo de la catedral de Sevilla, Justino de Neve, quien fundó el citado hospital. Íntimo amigo y albacea de Murillo, le encargó al pintor varias obras para ornamentar los espacios que se estaban erigiendo o reformando. Justino de Neve fue un importante mecenas y gran coleccionista de arte, a lo largo de su vida reunió un total de 160 pinturas, entre ellas, 17 murillos; obras que a su muerte se disgregaron entre varios propietarios y coleccionistas. Sin embargo, en este caso, el propio Neve lo legó por decisión propia, en su testamento, al edificio barroco del Hospital de los Venerables de Sevilla, donde permaneció junto al retablo de la iglesia por lo menos hasta 1810 cuando fue expoliado por parte del Mariscal Soult, gran admirador del pintor sevillano. El cuadro volvió de nuevo a la ciudad siglos después de la mano de la Fundación Focus-Abengoa como culminación de un largo proceso de restitución del patrimonio histórico protagonizado por la fundación. Así, fue adquirido en 2014 por Abengoa y cedido en depósito a su Fundación con el fin de integrarlo en su colección permanente del Centro Velázquez, muy cerca de la iglesia de los Venerables en cuyas paredes colgabas.

 

Por su parte, “Santa Catalina” es la otra obra del pintor universal sevillano que se encuentra en peligro de dejar Sevilla. Obra igualmente vinculada a Sevilla y que en este caso fue concebida para la Iglesia de Santa Catalina. Al igual que “San Pedro Penitente de los Venerables”, el lienzo fue expoliado durante la invasión napoleónica de nuevo por el Mariscal Soult de la iglesia sevillana de Santa Catalina y llevado a Francia. Tal era su fama e importancia de “Santa Catalina” de Murillo que la obra fue copiada por Delacroix en un lienzo que se conserva en el Museo de Béziers, al sur de Francia, aunque la original volvió a la ciudad en 2009 tras su adquisición por la Fundación Focus-Abengoa.

 

“Sin lugar a dudas, “San Pedro Penitente de los Venerables” y “Santa Catalina” son parte de nuestro patrimonio como ciudad y no podemos permitir que salgan de Sevilla. Es necesaria la concurrencia del conjunto de administraciones públicas y actores sociales para proteger estas dos obras de Bartolomé Esteban Murillo, calificadas como joyas de la pintura barroca e intrínsecamente ligadas a nuestra ciudad. Obras que deben continuar expuestas en nuestra ciudad, exposición que en caso de su adquisición por parte de las administraciones puede articularse a través de la colección del Museo de Bellas Artes de Sevilla”, resume la moción, que concluye que “la declaración de las obras como BIC las blinda el riesgo de ser vendido fuera de España, pero no le protege de la posibilidad de abandonar  Sevilla”.

VÍA: CASA NATAL VELÁZQUEZ 

Author avatar
Ana Martínez

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Usamos cookies para ofrecerle la mejor experiencia