Del desplome por la covid al horizonte de un nuevo modelo turístico en Andalucía

con No hay comentarios

LA RAZÓN reúne a la Junta de Andalucía, ASET y al hotel Ribera de Triana para analizar los desafíos a los que se enfrenta el sector en la región

La irrupción de la covid-19 ha provocado que el sector turístico en Andalucía haya sufrido su peor crisis en 2020. El confinamiento global al que se han sometido todos los países y las restricciones de movilidad provocadas por la pandemia han propiciado que la comunidad reciba un 59 por ciento menos de turistas que el año anterior, según los datos del Instituto de Cartografía y Estadística de Andalucía. No obstante, gracias a la apuesta por la industria turística, las medidas híbridas y el impulso de diferentes iniciativas para incentivar un turismo seguro en la región se ha conseguido atraer a un total de 13,4 millones de visitantes durante el pasado año. Una cifra que, aunque no deja de ser desoladora, ha servido para sortear una crisis que llegó sin avisar.

Con este pretexto, el pasado 4 de marzo tuvo lugar en el restaurante Abades Triana de Sevilla el segundo acto organizado por LA RAZÓN dentro del ciclo «Andalucía, a un paso de ti», una mesa redonda donde se analizó la industria turística en la comunidad y los retos actuales a los que se enfrenta para su reactivación de cara a los próximos meses. Al encuentro, moderado por el periodista Juan Diego Márquez, acudieron Manuel Pablo Muñoz, secretario general para el Turismo de la Junta; Gustavo de Medina y Álvarez, presidente de la Asociación Sevillana de Empresas Turísticas (ASET); y Amador Recio, director del hotel Ribera de Triana.

Respecto a la situación actual en la que se encuentra el sector, Muñoz recordó los datos de 2020, que calificó de «catastróficos», para explicar que, aunque el turismo nacional «consiguió salvar algunas zonas concretas de la comunidad como Huelva o Cádiz», otras provincias «perdieron sus temporadas». No obstante, afirmó que se espera que «a partir de abril o mayo haya una leve recuperación». Además, el secretario general para el Turismo hizo hincapié en que hay datos «que nos dan la esperanza» de una recuperación mayor en el mes de agosto, en el que se podría llegar «a recuperar un 75 por ciento de los turistas» que hubo en 2019. De la misma forma, De Medina se mostró de acuerdo con Muñoz y aseguró que en el sector de empresas turísticas se respira cierta «ilusión» con la llegada de las vacunas a todos los países. Por otro lado, explicó que «todas las empresas están trabajando en hacer la mejor estrategia posible de márketing para ilusionar a los nuevos viajeros» y atraer a más turistas. Por su parte, Recio equiparó la situación sanitaria con el turismo para lamentar que «el sector está ahora mismo en la UCI y entubado» y aseguró que, sin dejar atrás el objetivo principal de salvar vidas, «hay que salvar la economía» y dejar de «penalizar» al turismo y a la hostelería.

Como en todas las crisis, la covid-19 también ha propiciado el debate sobre los cambios que se pueden realizar para mejorar el sistema actual. En lo que se refiere a la gestión del turismo, Muñoz no dudó en que «la solución debe de estar en crear un nuevo modelo turístico» e insistió en los planes estratégicos que desde la Junta de Andalucía se están llevando a cabo en materia de «movilidad, sostenibilidad del territorio, accesibilidad, creación de nuevos productos y redes sociales» para atraer a nuevos turistas. «Estamos incentivando y creando sinergias para que el turista venga a nuestro territorio», aseguró. Por su parte, el presidente de ASET apostó por la generación de nuevos productos como «abrir el Parlamento de Andalucía» a todo aquel que quiera visitarlo o incentivar, entre otras acciones, el turismo industrial y cinematográfico. Por otro lado, recogió las palabras de Muñoz e incidió en la importancia de la sostenibilidad, la ecología y la accesibilidad en el destino para explicar que «las administraciones se conecten más y mejor en los cuatro niveles: local, provincial, autonómico y nacional». En este contexto, Recio aseguró que el turismo partía de una «cierta comodidad» que propició que el sector no se diera cuenta de los «errores que se estaban cometiendo» y focalizó la solución en la digitalización, la creación de nuevos productos, la movilidad y la seguridad de los turistas.

Respecto a las medidas anticovid que se han implantado y las que se pueden implementar cuando se abra la movilidad entre provincias y comunidades, el secretario general para el Turismo recordó que las medidas que se aplicaron el verano pasado fueron «necesarias» e incidió en que no se puede «focalizar» en la hostelería y el turismo la culpa de los contagios porque «han sido un cúmulo de circunstancias» –en el que entran en juego otros factores– lo que ha propiciado la propagación de la covid-19. En esta línea, apostó por «convivir» con la situación y crear sinergias entre la Administración y el sector para conseguir «el bien común». Por su parte, De Medina insistió en que las empresas han cumplido de forma «ejemplar» con todas las medidas y reconoció la figura de los empresarios. El director del hotel Ribera de Triana aseguró que en «Andalucía se ha tratado el tema de las restricciones con mucho criterio» y puso el ejemplo de Madrid, que «no cerró los bares», y Cataluña, que optó por otro modelo, para explicar que «el índice de contagios fue mayor en Cataluña que en Madrid». En este sentido, afirmó que «si se cumple la normativa» no hay contagio en los bares y la sociedad se beneficia.


Por otra parte, todos coincidieron en poner en valor a Andalucía como destino turístico seguro. Durante el coloquio, los tres ponentes aseguraron que iniciativas como el sello de Andalucía Segura, el bono turístico andaluz, el plan del seguro turístico anticovid para los extranjeros o las llevadas a cabo por las empresas del sector, como la creación de paquetes innovadores, han sido un revulsivo importante para posicionar a la región internacionalmente.

En lo que se refiere a la movilidad en Semana Santa y en el verano, fundamental para la reactivación del turismo, Muñoz incidió en que la apertura se realice de forma paulatina, en consonancia con la situación sanitaria, y opinó que en verano, si se llegase a un «cincuenta por ciento de la población vacunada y baja la presión hospitalaria», habrá una mayor libertad nacional e incluso internacional. El presidente de ASET coincidió con Muñoz y apostilló que en Semana Santa será esencial que al menos «nos podamos mover por Andalucía» y esperar a ver la situación sanitaria de verano para ver qué medidas se pueden tomar. Por otro lado, Recio hizo una radiografía de la situación actual y opinó que primero «se abrirán las provincias de Andalucía en Semana Santa» y, después, «lo irán haciendo las comunidades». A nivel internacional, prevé que empiecen a llegar «ingleses en mayo y alemanes en junio». A partir de septiembre, a su juicio, «podrá haber una cierta normalidad e incluso llegar a unas ocupaciones hoteleras más decentes y donde ya podamos incorporar el personal a trabajar». En este contexto, Muñoz añadió que el «hito de la celebración de FITUR» puede ser un importante revulsivo para el «renacer del turismo».

Respecto a los incentivos puestos en marcha, Muñoz explicó que las nuevas ayudas que el Gobierno andaluz va a aprobar en las próximas semanas van en la línea de apostar por «las ayudas directas a los sectores turísticos de Andalucía como a los hoteles, guías o, entre otros, los servicios complementarios». Por otro lado, afirmó que «todas las empresas que participen en nuestras acciones de promoción turística» no van a tener que pagar las cuotas. Por su parte, De Medina aseguró que se tiene que «seguir apoyando a los autónomos y que hay que agilizar todos los trámites en la Administración» porque «los empresarios son héroes 24 horas al día» que ponen «todo su patrimonio en beneficio de la sociedad». Así las cosas, Recio aseguró que es muy importante que «las ayudas directas» se otorguen «con un baremo de equidad con la producción» como se está haciendo en otras comunidades como Navarra o País Vasco.

Por último, en lo que se refiere a los corredores seguros, Muñoz mostró recelo en cuanto al «pasaporte de vacunación» ya que «habrá que esperar a ver la parte legal y cómo se articula». No obstante, insistió que «lo importante es vacunar». Recio recordó que «el verano pasado dejaron fuera a Andalucía de los corredores seguros» y De Medina hizo hincapié en la comunicación para impulsar en el resto del mundo la imagen de una Andalucía «que lo está haciendo excepcionalmente bien».

Dejar un comentario